Email

contacto@diemsa.com

Teléfono

(+52) 55 5545 5164

México, el país con más estrés en el mundo

De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud (OMS), el 75% de la fuerza laboral mexicana vive en un estrés continuo, por encima de la de China (73%) o la de Estados Unidos, con 59%.

Para nadie es un secreto que, en los últimos años, las posibilidades de desarrollarnos individual y colectivamente se han complicado. Hoy, todo nos mueve a sentirnos presionados o en un nivel de competencia con el que no siempre podemos lidiar.

El estrés es un monstruo de mil cabezas que aparece frecuentemente, lo mismo cuando tenemos un conflicto con nuestros seres queridos, cuando nos sentimos solos o vacíos; cuando el dinero en nuestros bolsillos es escaso o cuando nos ataca la preocupación por el futuro.

En realidad, el estrés vive con nosotros: al preparar nuestra boda, cuando estamos en un proceso de divorcio, cuando se acerca el nacimiento de un hijo, cuando experimentamos la muerte de una persona cercana, o bien, cuando tenemos problemas laborales o repercute en nuestra salud el alto nivel de exigencia y la amenaza de un posible despido; cuando aparece alguna enfermedad grave, o cuando tenemos una deuda que consideramos imposible de sufragar.

Cierto, el estrés y la irritabilidad son invitados a nuestra mesa prácticamente todos los días, pero siempre hay algo que se puede hacer para equilibrar nuestra salud emocional.

Algunas opciones muy efectivas

Aunque muchas personas creen que pueden solventar sus problemas sin ayuda de nadie, queremos recomendarle algunas opciones que pueden ayudarle a relajarse y a equilibrar sus reacciones:

Asimismo, se puede recurrir a medicamentos de origen natural, como aquellos que incluyen:

  • Ignatia: se deriva de las semillas de la planta Strychnos ignatii, muy efectiva para el tratamiento de ciertos trastornos emocionales. Regula la relajación y alivia el llanto frecuente, así como la sensación de opresión en el pecho y los cambios de humor repentinos.
  • Passiflora: es un género de plantas de la familia Passifloraceae con propiedades ansiolíticas, sedantes, relajantes, antiespasmódicas y analgésicas.

Referencias:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll al inicio