Email

contacto@diemsa.com

Teléfono

(+52) 55 5545 5164

Lo que no sabes de la gripe

Pocas personas saben que los síntomas de la famosa gripe comienzan generalmente dos días después de la infección provocada por una persona portadora del virus. Para que no se le olvide, le recordamos que los síntomas de esta enfermedad son los siguientes: aparición súbita de fiebre, tos (generalmente seca), dolor de cabeza, dolores musculares y articulares, malestar general intenso, dolor de garganta y secreción nasal.

Un individuo con gripe estornuda frecuentemente; cada vez que lo hace expulsa entre 3 mil y 40 mil gotitas de saliva contaminada con el virus. Es cierto que debemos cubrirnos cuando estornudamos, lo que se conoce como estornudo de etiqueta (colocar el antebrazo cubriendo correctamente nariz, boca y mentón). Sin embargo, y a pesar de dicha precaución el agente infeccioso puede alcanzar un radio de aproximadamente 1.5 metros, lo que facilita su ingreso a otros individuos.

Algunos datos interesantes:

  • Cuando hace frío se utiliza con frecuencia la calefacción, pero este remedio muchas veces es contraproducente ya que produce que el ambiente se reseque. Así, la mucosa de las vías respiratorias tiende a deshidratarse y hacerse más débil.
  • Es un hecho: las temperaturas bajas ocasionan que el sistema de defensa del organismo sea menos eficiente.
  • Un estudio publicado en la revista estadunidense Proceedings of the National Academy of Sciences (PNAS) atribuye esa pérdida de eficacia al debilitamiento de los interferones (protección natural contra las infecciones) a causa de las bajas temperaturas.

La importancia de los cuidados

De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud, cada año se presentan unos mil millones de casos de gripe estacional; de estos, entre tres y cinco millones son graves. Cuando la enfermedad se agrava, causa la muerte de entre 290 mil y 650 mil muertes respiratorias anuales.

No olvide que se encuentran a su alcance medicamentos de origen natural muy efectivos para prevenir las infecciones, aliviar los síntomas desde su inicio y combatirlos cuando ya son muy evidentes. Lo mejor de todo: que no producen efectos secundarios, como somnolencia o malestar estomacal.

Algunas recomendaciones:

Referencias:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll al inicio